domingo, 14 de febrero de 2010

Deben ser Angeles

Creo en ángeles, el Cielo los envía, y aquí en la Tierra se llaman "Amigos"

No tienen alas. Parecen personas comunes, pero no, estoy convencida: son ángeles.
Algunos son perfectos extraños, capaces de acciones extraordinarias porque sí, sin pedir nada a cambio. Sutiles y alegres, aparecen en momentos clave, difíciles y desaparecen. Sin embargo, hay excepciones porque hay otros ángeles que sí veo y trato y me confirman cada día que son ángeles verdaderos. Ellos dicen que no, que nada que ver, pero a mí no me engañan. Y de todas estas personas especiales, hay alguien (que además se llama Angel!) a quien, creo, nunca podré terminar de agradecer su bondad, sencillez y grandeza.

3 comentarios:

patricia dijo...

Oh! preciosísima entrada!!!
Claro que existen los ángeles,son tal cual los definís: bondadosos, sencillos y de enorme grandeza.
un muy fuerte abrazo!!

Ramiro dijo...

Es cierto, hay algún que otro Angel por ahí, pero ojo! También hay algún que otro AnHELL...

Daniel dijo...

Que raro encontrar a alguien que agradezca algo! Yo creía que era una costumbre olvidada!