jueves, 4 de marzo de 2010

La Maldición de "Poltergeist"

Poltergeist fue una película estrenada en 1982 que cuenta la historia de una familia que se muda a su nueva casa soñada, sin embargo poco a poco comienzan a sucederse fenómenos cinéticos recurrentes que se manifiestan por medio de ruidos, alteraciones y apariciones diabólicas que los aterrorizaban.
A través del televisor; secuestran a Carol Anne, la nena de la familia, y se la llevan a algún lugar en el más allá. El film tuvo tal popularidad que se rodaron dos secuelas más entre 1986 y 1988.
Pero la verdadera historia de terror fue la que protagonizaron los actores y varios técnicos que fallecieron súbitamente a poco de finalizar los rodajes de la saga.
Se trata de una serie de sorprendentes eventos trágicos que para algunos no pasa de ser una simple coincidencia y para otros se trata decididamente de una maldición.
La actriz Dominique Dunne, quien encarnaba a la hija adolescente, fue asesinada brutalmente por su novio a causa de "celos".

Dominique Dunne


Julian Beck, que personificaba a un maléfico sacerdote en la segunda parte, a mitad de rodaje muere de manera fulminante por misteriosa enfermedad.
Will Sampson, que en Poltergeist II encarna a un chamán con poderes curativos, muere de cáncer de estómago diez días después que Beck.
La dulce niña protagonista, Heather O´Rourke, que trabajó en los tres filmes, a poco de finalizar el rodaje de Poltergeist III en 1988, enferma repentinamente de estenosis intestinal, enfermedad bastante infrecuente y extraña, y luego de un paro cardíaco y shock séptico fallece a la edad de 12 años. Está enterrada en el Westwood Village Memorial Park Cemetery, de Los Angeles.

Heather O'Rourke
 

2 comentarios:

patricia dijo...

qué impresionante!! como si los límites entre la ficción y la realidad se hubiesen desdibujado...
el videíto no me animo a mirarlo!
un abrazo.

Daniel dijo...

Shhhhhhh...

No vaya a ser que engrosemos la lista...