miércoles, 31 de marzo de 2010

Islas Malvinas. Hermanita Perdida, te Esperan Mil Banderas del Mar Azules y Blancas

Islas Malvinas, por siempre argentinas

Se cumple un nuevo aniversario del largo conflicto con Inglaterra por las Islas Malvinas. Todo comenzó allá por el 1519 cuando fue descubierta por el marino español Esteban Gómez y luego por el inglés John Davis en 1592.
En 1690, el inglés John Stroug la llamó Falkland, más adelante los franceses la llamaron Malvinas. Los españoles la ocuparon en 1774 y el archipiélago vuelve a ser de dominio español. En 1820, la soberanía de las islas pasa a Argentina. En 1830, junto con los primeros argentinos que nacieron en Malvinas, Luis Vernet gobernó estas islas que las autoridades de Buenos Aires mandaron poblar. Aquel gobernador patriota disfrutó viendo a los primeros infantes argentinos que nacieron en este territorio al que amó y nuestro pabellón azul y blanco con orgullo hizo flamear.
Para refuerzo, en 1832, José María Pinedo desembarca tropas de la Confederación Argentina por orden de Juan Manuel de Rosas pero en 1833 John Onslow, marino inglés, desembarcó y tomó las islas. Levantó un mástil e izó la bandera de su país. Gran Bretaña -que no está conforme con lo propio y necesita apropiarse de lo ajeno- expulsó a la población que vivía en nuestras islas. Ellas nos fueron incautadas y despojadas sin advertir que forman parte indivisible de nuestro ser nacional.
A partir de 1960 Argentina comienza a reclamar ante Naciones Unidas pero sin ningún resultado. En el año 1981, una Junta Militar encabezada por el general Leopoldo Fortunato Galtieri, quien gobernaba ilegítimamente la Argentina, desde el principio de su mandato le dio prioridad al recupero de la soberanía de las islas. Galtieri cosechó un apoyo generalizado en la población argentina y también entre la mayoría de los países latinoamericanos; Chile se mantuvo neutral, pero viéndose amenazado en caso de que Argentina resulte vencedora, colaboró con Inglaterra proporcionando información aeronáutica vital para sus intereses. Chile apoyó secretamente a los ingleses e hizo todo lo posible para que Argentina perdiera la guerra. Aviones británicos con insignias chilenas sobrevolaban la Patagonia chilena y usaban bases chilenas como centros de operaciones. Además un gran número de soldados chilenos se trasladaron al sur de Chile, alarmando a Argentina y provocando que tropas argentinas se trasladaran a esa zona. Se comenzó una ofensiva diplomática ya que Galtieri confiaba en el apoyo de Estados Unidos, con quien había establecido excelentes relaciones.

Gloria al Soldado Argentino, defendió la Patria y ofrendó su vida con altruísmo

El 18 de marzo el gobierno envía unos chatarreros para desmantelar una fábrica e izan la bandera argentina. Días después el gobierno envía un buque de guerra para "protegerlos". En respuesta, Gran Bretaña decide enviar otro para desalojarlos. Los países europeos se alinearon tras Gran Bretaña. Estados Unidos hizo un gran esfuerzo por mediar pero Inglaterra -lejos de aceptar la negociación- se dispuso a combatir. Finalmente Estados Unidos abandona su posición neutral y se alinea tras su aliado tradicional y contra la República Argentina.
El 2 de abril de 1982 tropas argentinas desembarcan en Puerto Argentino y nuestro pabellón argentino con gran orgullo flameó, pero el negro día 25 de abril los ingleses desembarcan en las Georgias y toman 200 prisioneros, la tensión ya era muy grande y las relaciones se tornaron inmanejables.
El 1° de mayo se inician los combates. La aviación argentina -que se cubrió de gloria, deslumbró al mundo y nos enorgulleció tanto- atacó rápidamente a la flota británica y le causó graves pérdidas. Como respuesta, el 2 de mayo, en un ataque artero y fuera del área de exclusión, el submarino inglés Conqueror hunde al Crucero Argentino General Belgrano. La nave, herida de muerte es succionada por el mar bravío. Mientras se desata una tormenta con olas gigantes de diez metros de altura, el gran crucero queda para siempre convertido en una tumba de guerra, con 323 de nuestros valientes hombres.
El 4 de mayo Argentina hunde el destructor inglés Sheffield. Así, se suceden violentos enfrentamientos. Gran Bretaña envía gran cantidad de infantes de marina y comienzan los combates terrestres. El 9 de junio Argentina rechaza un intento de desembarco, pero tras cruentos combates con nuestros soldados mal entrenados y escasamente pertrechados en el mordiente frío del Atlántico sur, los ingleses avanzan y diezman las defensas argentinas en las islas y la situación se hace insostenible. El 14 de junio, el general Menéndez y el comandante Jeremy Moore acuerdan la rendición después de 74 días de guerra no declarada. El costo del enfrentamiento fue la muerte de más de 600 soldados argentinos que quedarán por siempre en nuestra memoria como los héroes que defendieron la Patria hasta el final. Por toda esa enorme valentía y entrega vaya desde aquí mi intenso y sentido homenaje para los patriotas que entregaron sus sueños luchando y poniendo todo su empeño y arrojo para vencer al enemigo.

Los verdaderos Héroes nunca se olvidan

6 comentarios:

martinealison dijo...

Hi Carolina,
Thank you for the translate gadget !
Now i can read your blog and i've be able to learn today the storie between the England and the Iles Falkland...
See you sooner

patricia dijo...

un nuevo aniversario y una herida que no pude cerrar!!
también va mi homenaje por todos los caídos.

Alejandro dijo...

Siempre recordaremos a los que defendieron nuestra patria, sin importar las casi nulas posibilidades de ganar que habia.

Un saludo, buen post.

Daniel dijo...

Tema triste si los hay

Mariana dijo...

Lamentablemente es un recordatorio triste y más triste aún es saberse traicionado por un pais hermano como CHILE...(QUIERO CREER QUE FUÉ EL dictador militar pinochet y no el PUEBLO Chileno quien apoyó ésta locura...se han olvidado que el Gerenal Don JOSÉ de San Martín los liberó?????
QUE BRILLEN EN EL CIELO ETERNO EL BRILLO DE LAS ALMAS DE NUESTROS QUERIDOS SOLDADOS ARGENTINOS POR SIEMPRE.

Julián Andrade dijo...

Si, así es la historia cuando interviene el Reino Unido de la Gran Bretaña. Nosotros soportamos constantemente asedio de las patrulleras de Gibraltar mientras el Gobierno se calla y disculpa. Claro que con nuestro querido Presidente eso entra dentro de su buenismo habitual. En tu documentado relato te ha faltado añadir la vergonzosa frase del entonces nuestro presidente Calvo Sotelo, acerca de la intervención inglesa: " Es un problema distante y distinto ". Había que hacer la pelota a USA y G.B. Ahora seguimos igual.
Saludos