domingo, 2 de mayo de 2010

Código del Amor Medieval

Libro del Amor Cortés

André le Chapelain (Andrés el Capellán) desarrolló un Tratado Sobre el Amor (De Amore), pero muy poco se sabe de él. Se cree que fue capellán en la corte real francesa y que escribió su obra por el siglo XII para Gualterio, joven noble emparentado con el rey Luis VII de Francia, que deseaba saber cómo comportarse ante las damas y eludir los temores.
En la Edad Media el amor carecía de espiritualidad, pero hacia el siglo XII mejoraron las condiciones de vida, surgió la vida social y se refinaron las formas, pero, aunque el amor se alcanzaba por méritos caballerescos, la sociedad feudal se caracterizaba por la jerarquía y todos los deberes y derechos estaban rigurosa y escrupulosamente precisados.

The End of the Song - Edmund Blair Leighton

En esta obra el eclesiástico explica cómo debe procederse segun el grupo social al que cada uno pertenece y advierte que "la igualdad social allana el camino del amor" .

"Un burgués debe aproximarse a una burguesa con el saludo inicial, al que seguirá un tema de conversación banal. No hay que comenzar a hablar de amor inmediatamente después del saludo, pues ese trato sólo procede con las prostitutas"

"El hombre dejará que la mujer tome la iniciativa de la conversación pero si el silencio se prolonga entabla tú con prudencia la conversación, tal como una broma, o elogia a su patria, a su familia o a ella misma".

"Acrecienta el amor la facilidad para decir cosas bellas" y continúa con que es muy difícil que un plebeyo sea aceptado por una dama de la alta nobleza pues "aunque alguien de la plebe sea considerado virtuoso desentonará demasiado y hasta el vulgo juzga degradante que una condesa o una marquesa conceda su amor a un plebeyo. La dama noble debe elegir más digno en las clases superiores pero si no encuentra a nadie en ellas no debe rechazar al plebeyo que deberá superar innumerables pruebas y servirla humilde y gustosamente" y así quizás podrá ser aceptado. Y muchas directivas más que se podrían suceder según de qué rangos se trate.

Además dejó dicho que "el oro consigue el amor".

Advertía y aconsejaba que "en la escala inferior de la sociedad se encuentran los campesinos entre quienes difícilmente se pueda dar el amor ya que ejecutan las obras de Venus tan naturalmente como el caballo y la mula, tal como les enseña el instinto natural" y, en el caso que llegaran a sentirlo, "no se les debe enseñar la doctrina del amor, pues mientras piensan en actividades ajenas a su naturaleza abandonan sus labores y dejan de producir y cultivar las propiedades de su señor"

Y también recomendó que plebeyos y nobles no deberían enamorarse de las campesinas porque se creía que la cuna determinaba el valor de la persona, aunque "si te llegara a atraer el amor con una de estas mujeres, guárdate de alabarlas demasiado y, si te hallaras en lugar oportuno, no te demores en tomarla por la fuerza pues nunca admitirán estar dispuestas a entregarse si antes no remedias oportunamente su pudor con una pequeña coacción".

Edición del texto latino y traducción castellana: Inés Creixell Vidal-Quadras.

11 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Hombre, la ultima parte mal, un tanto desfasado eso de las clases sociales. Pero los primeros consejos son exquisitos para su epoca.

Buenas noches, madame

Bisous

patricia dijo...

"simpático" el clérigo!!! "también dejó dicho que el oro consigue el amor", bueno, bueno, que Don Dinero siempre está en todo, se presente como se presente.
un beso grande!!!!

Alejandro dijo...

Ya veo. En esas epocas tampoco entendian a las mujeres. Un chiste jaja.

Si bien algunos puntos han quedado totalmente obsoletos, algunos "trucos" aun hoy tienen vigencia.

Saludos.

luther blues dijo...

Al clerigo le falto decir "billetera mata galan " jaja .Pobres las campesinas que no se podian enamorar mucho si no bajaban su rendimiento .
Un abrazo amiga y que pase pronto el fin de semana de locura jejeje .
Cuidate y un beso

martinealison dijo...

Ah l'amour! Quelle évolution depuis n'est-ce pas? Mais il nous fera toujours tourner en bourrique celui-là!
Bises

Pablo D. dijo...

Muy didácticos los libros de amor medievales..jajaja

Yo leí unos cuantos y me quedo con "cartas de abelardo y eloisa", si no sabes de él seguro que te gustará.

Un saludo!

Carmen dijo...

¡Tremendo!, resultaría peculiar y hasta gracioso si no hubiera tenido repercusión, pero parece que perduran vestigios de este código aún en nuestros días, sobre todo en algunas sociedades actuales, y en las propias hasta no hace mucho. Lo que queda de manifiesto es que la Iglesia siempre ha regulado los comportamientos y las clases.

Interesantísimo, Carolina.

Que tengas una estupenda semana.
Un beso!

Daniel dijo...

Lo tuyo no tiene desperdicio!

Que un clérigo pretenda dar consejos sobre el amor, ya es razón suficiente para escucharlo.

En el párrafo que menciona a las prostitutas confunde claramente amor con sexo, sin embargo más adelante los diferencia cuando se refiere a los campesinos.

Sólo una duda: vivo en una ciudad y la campesina más cercana está a cientos de kilómetros. ¿Puedo violar a una empleada cualquiera, o tengo que viajar al campo?

don vito dijo...

hola, con la iglesia hemos topado, me encanta tu blogg, gracias por compartirlo, gracias por tus bellos comentarios en mi blogg, son un lujo, buen día, gracias, besos

Cuarentañera dijo...

Osea que el dinero y la clase social daban la felicidad en el amor; que si te enamorabas de uno de inferior clase te lo podias "sepillar con perdón" en todos los aspectos y que el amor mejor siempre relacionado con lo material que lo espiritual.
Pos que quieres que te diga, no me estraña que no conociera yo esta tratado.
Interezante como siempre.
Besos.

Daniel dijo...

Gracias Carolina! Me ahorraste un montón de plata en peajes!

Ahora me doy cuenta en qué me venia equivocando: yo después del saludo inicial enseguida hablaba de amor (?). Ahora se que hay que sacar algún tema banal antes.

Ahora no me para nadie!