miércoles, 28 de julio de 2010

Argentina, País de Estancias


Refinadas, criollas, legendarias. Las estancias argentinas son haciendas de campo dedicadas a la cría de ganado y a la agricultura, cubren vastas extensiones y tienen un casco principal que es una gran casa señorial, y algunas parecen castillos.


A estas mansiones frecuentemente se estila ponerle nombre de mujer, homenajeando a su dueña como por ejemplo La Raquel o La Candelaria.


Hoy en día, incluyen además actividades turísticas y culturales muy diversas, hay recreación para todos los gustos y momentos, se puede practicar equitación, salir a cabalgar, jugar al golf, andar en bote por el lago siempre rodeado de bosques y arboledas multicolor, andar en carruajes de época y mil cosas más.


Estas construcciones y su entorno bucólico siempre serán mi debilidad...


Realmente todo parece desenvolverse en un ambiente principesco.


Los bosques que los rodean son mágicos, repletos de historias, de leyendas, y están llenos de paz, pero sus paisajes misteriosos también te pueden llevar a vivir aventura y acción.


Es bárbaro para ir con los chicos porque pasan un momento extraordinario jugando y corriendo a sus anchas; eso sí, después de tanta actividad uno queda absolutamente rendido y al final del día nadie puede negarse a pasar por el spa.


Están ubicadas en un marco excepcional, y poseen su propia capillita, sala de lectura, sala de juegos y lectura, no les falta absolutamente nada. Son un refugio de sosiego. En las estancias se rinde culto a las tradiciones con carácter refinado.


No faltan los sembradíos, las manadas de vacunos cuidados por gauchos ni las sabrosas comidas criollas; los caballos siempre están a disposición y las jornadas de polo se disfrutan gloriosamente.


Este es mi eterno sueño de chica: tener mi propio castillo rodeado de jardines que tengan un lago con cisnes y usarlo como casita de fin de semana... No se rían mucho por favor, gracias! :D

10 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Nooo...cómo se va a reir uno!! Hay que engancharse a algún heredero... y si tiene hermana, hacernos pata!

anamorgana dijo...

Hola Carolina, sabía de las estancias pero, no las había visto. Gracias por mostrármelas.
Reír!? no yo por lo menos y mi compi (es Argentino) ha mirado para decirme que eso era de lo que me hablaba pero, no lee blogs, si lo hubiera hecho si que se hubiera reído.
Besos

Alexander Ulloa dijo...

Todos hemos soñado alguna vez con tener un castillo..
Ahora que los pisos están tan caros y son minúsculos como colmenas de abejas, es cuando más se sueña con espacios abiertos..

Argentina, país de visitantes!!

Un abrazo, buen día♥

patricia dijo...

bueno...los cisnes y las rosas ya los tenemos, ahora vamos por el castillo, porqué no?
te quiero mucho, un beso grande!!!!!!

40añera dijo...

Me lo apunto Carol para mi próxima visita.
Besos wuapa y a jugar a la Loteria porque eso debe ser carísimo.

Daniel dijo...

Yo tengo el mismo sueño, pero sin cisnes y con una pared de cinco metros que me separe del mundo.

Qué jodido que soy!

luther blues dijo...

Ya te imagino blondie jugando al polo al lado de los Cambiasso e inaugurando la rural jejeje
Carolina la estanciera !
Me copo tu sueño y para nada me causa risa ,cuando quieras vamos reventamos un casino y compramos una a medias jejeje
Black jack blondie
Un abrazo

Costea dijo...

No se ría. Sonrío cuando leo las líneas y ver bellas imágenes.

MR. MC.DONALD dijo...

MARAVILLOSO DE VERDAD!!! TE VOY A SEGUIR!!! ESPERO Q PUEDAS PASAR POR MI DEPRESIVO Y OSCURO BLOG, CLARO, SI TE ENCANTA EL INVIERNO OSCURO CARGADO DE REALISMO SUCIO Y MELANCOLÍA. TE ESPERO!!!

Daniel dijo...

Caro, en la postal te faltaron las señoras que hacen guardia en la puerta de mi casa y me tiran bombachas.
Ya me compro la bata (por algo hay que empezar)