viernes, 9 de julio de 2010

Glorioso Día de la Independencia Argentina

El 9 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán resolvió declarar la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata y estableció, en reuniones posteriores, las bases de la Argentina Independiente.
Los 21 distritos representados incluían Paraguay y parte de Bolivia, Chile y Brasil.
Tras meses de polémicas sesiones, el Congreso Nacional se reunió en la ciudad de Tucumán porque se entendía que esa ubicación garantizaba a las provincias que Buenos Aires no presionaría a los diputados, y porque se trataba de un lugar seguro, ya que Buenos Aires estaba permanentemente amenazada por barcos españoles desde que Fernando VII recuperó el trono de España; de cualquier modo no concurrieron Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe ni la Banda Oriental y la declaración se produjo en medio de un contexto internacional e interno muy adverso pero a pesar de todo lograron proclamar la existencia de una nueva nación libre e independiente.

Histórica Casa de Tucumán

Presidía la sesión el diputado por San Juan, Juan Francisco Narciso de Laprida. El Acta fue firmada por todos los congresales que declararon la Independencia y se tradujo al quechua y al aymara para que la conocieran las poblaciones indígenas.


"En la benemérita y muy digna Ciudad de San Miguel del Tucumán a nueve días del mes de julio de mil ochocientos dieciséis: terminada la sesión ordinaria, el Congreso de las Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto y sagrado objeto de la independencia de los Pueblos que lo forman. Era universal, constante y decidido el clamor del territorio entero por su emancipación solemne del poder despótico de los reyes de España; los Representantes sin embargo consagraron a tan arduo asunto toda la profundidad de sus talentos, la rectitud de sus intenciones e interés que demanda la sanción de la suerte suya, Pueblos representados y posteridad; a su término fueron preguntados si querían que las Provincias de la Unión fuesen una Nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli.
Aclamaron primero llenos del santo ardor de la justicia, y uno a uno reiteraron sucesivamente su unánime y espontáneo decidido voto por la independencia del País, fijando en su virtud la determinación siguiente:
Nos los Representantes de las Provincias Unidas en Sud América reunidos en Congreso General, invocando al Eterno que preside al universo, en el nombre y por la autoridad de los Pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que las ligaban a los Reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojadas, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican, comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, bajo del seguro y garantía de sus vidas, haberes y fama.
Comuníquese a quienes corresponda para su publicación y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un Manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración".


Firma de Actas

"Dada en la Sala de Sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros Diputados Secretarios".


Terminada la sesión, se realizaron diversos festejos públicos. La gente salió a la calle para festejar, los curas franciscanos colgaron guirnaldas con faroles y banderas en las puertas de la iglesia, donde muy temprano se celebró una misa. En el centro de la plaza se organizaron bailes y los payadores improvisaron versos hasta altas horas de la madrugada. El 19 de julio, en sesión pública, quedó acordada la fórmula del juramento que debían prestar los diputados y las instituciones : "¿Juráis por Dios Nuestro Señor y esta señal de cruz, promover y defender la libertad de las provincias unidas en Sud América, y su independencia del Rey de España, Fernando VII, sus sucesores y metrópoli, y toda otra dominación extranjera ? ¿Juráis a Dios Nuestro Señor y prometéis a la patria, el sostén de estos derechos hasta con la vida, haberes y fama ? Si así lo hiciéreis Dios os ayude, y si no, Él y la Patria os hagan cargo".
El mismo día, en sesión secreta y para salvar la precaria unidad lograda, el diputado Medrano pidió que de pasarse al Ejército el Acta de la Independencia y la fórmula del juramento, se agregase "y de toda otra dominación extranjera" -expresión que no figuraba en el texto aprobado originalmente en la sesión pública- debido al rumor de que el Director y el Congreso se disponían a entregar el país a los portugueses.
El 21 de julio la Independencia fue jurada en la sala de sesiones por los miembros del Congreso, en presencia del gobernador, el general Belgrano, el clero, las comunidades religiosas y demás corporaciones. ¡Feliz Día, Compatriotas! 

9 comentarios:

luther blues dijo...

Feliz dia de la independencia amiga blondie ,te mando un fuerte abrazo y nos estamos leyendo
Saludos

Alejandro dijo...

Viva la patria! Feliz dia!

Jacson Faller dijo...

Hoje passo apenas para desejar um ótimo fim de semana. Saudações, Jacson. (Ótimo post - excelente...)

patricia dijo...

nobles ideales movieron a estos hombres, gracias a ellos y feliz día la independencia!
un beso grande!

Costea dijo...

Feliz cumpleaños Argentina!
Un besito!

Daniel dijo...

Si no nos hubiésemos dejado llevar por el "santo ardor de la justicia" hoy seriamos campeones del mundo y estaríamos festejando.

¿Valió la pena?

Carmen dijo...

Carolina, linda, por aquí decimos que todos los "santos" tienen octava cuando nos retrasamos en felicitar, así que disculpa y recibe mi felicitación para todos los argentinos por otro gran día.

Y para ti un enorme abrazo!

María Jesús Verdú dijo...

¿Es tu blog un maravilloso rincón de historia de ilustres personajes? Un placer visitarte. Espero que estés disfrutando del verano y del buen tiempo

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias