miércoles, 13 de octubre de 2010

Rafael Sanzio, Prodigio de Serenidad y Perfección

Rafael Sanzio

Rafael es considerado uno de los genios de la pintura universal y fue, junto con Miguel Angel Buonarroti y Leonardo da Vinci, uno de los grandes maestros del Renacimiento. Es el más joven de los tres y representó la culminación del clasicismo renacentista.
Rafael Sanzio o Santi nació en Urbino el 6 de abril de 1483. La pequeña ciudad de Italia central era un lugar privilegiado para la cultura, abierta al humanismo triunfante. De esta manera, los primeros años de Rafael estuvieron marcados por este ambiente rico e intelectual, que era heredero de los logros del Quattrocento.
Rafael comenzó sus estudios de pintura en el taller de su padre, aunque este dato es un tanto discutido porque su padre, Giovanni di Santi, falleció en 1494 cuando Rafael tenía apenas once años. Pero siempre se dijo que emprendió su prolífica carrera artística muy joven e inició sus estudios con Timoteo Vitti y, a partir de 1499, en la bottega de Pietro di Cristoforo y Pietro di Vanuccio, el Perugino, con quien permaneció dos años.
La falta de datos sobre esta etapa inicial alcanza también a las obras realizadas, las únicas pinturas que se le pueden atribuir con seguridad son fragmentos de tres retablos pintados para iglesias de Cittá di Castello, aparte de algunos dibujos preparatorios. La más célebre de sus obras de este período es Los Desposorios de la Virgen.

Los Desposorios de la Virgen

Según un documento de 1500, a los diecisiete años ya era llamado magister.
A fines de 1504 se trasladó a Florencia y se dedicó a estudiar con pasión los trazos de Leonardo y Miguel Angel para perfeccionarse. Durante este período (1504-1508) desarrolló un tipo de composición clásica y armónica como El Sueño del Caballero.

El Sueño del Caballero

Fundamentalmente comenzó a adquirir mayor importancia el tema de sus célebres Madonnas.

María con el Niño y San Juan

Madonna del Gran Duque

Madonna Tempi

La Virgen de la Pradera

La Virgen del Jilguero

Madonna del Pez

La Sagrada Familia del Cordero

El Entierro de Cristo

La Virgen del Baldaquino

En 1508 fue llamado con carácter urgente por el papa Julio II para decorar sus habitaciones personales. Al llegar a Roma, el pontífice despidió a los antiguos pintores, lo nombró pintor oficial del papado y le encargó la decoración de las cuatro Estancias del Vaticano, y su estilo tendió hacia lo monumental.
Las obras son un prodigio de serenidad y perfección, tienen tal grado de armonía compositiva, dominio de la luz y manejo de los espacios que convirtieron a Rafael en el paradigma de un nuevo clasicismo.
Entre 1514 y 1519 tuvo tanto trabajo que tuvo que delegar algunas obras en sus discípulos. Proyectó las decoraciones de las logias vaticanas con frescos como La Escuela de Atenas y El Parnaso o los retratos de los papas Julio II y León X con los cardenales Giulio de Medici y Luigi de Rossi o Santa Cecilia y La Visión de Ezequiel.

La Escuela de Atenas

El Parnaso

Santa Cecilia

La Visión de Ezequiel

Como arquitecto realizó numerosas obras y notables proyectos, entre ellos los de la fachada de la Iglesia de San Lorenzo y el Palacio Pandolfini. Construyó la Iglesia Sant' Eligio degli Orefici y la Capilla Chighi en la Iglesia Santa María del Popolo. En su última fase el gran artista clásico creó La Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor.

La Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor

El prestigio que Rafael alcanzó en vida fue extraordinario pero murió muy joven, a los 37 años, el 6 de mayo de 1520, por causa de unas fiebres agudas. En un acto de homenaje sus restos fueron inhumados en el Panteón romano.

12 comentarios:

luther blues dijo...

Una maravilla de post amiga ,este pintor renacentista con solo 37 años le basto para hacer una obra fabulosa mientras a otros le lleva una vida realizar un 10 porciento de lo que Rafael plasmo .
Me da la impresion de que el vaticano cuando salia a la superficie un genio se lo llevaba a cualquier precio no...
Un abrazo y gracias por tus increible onda blondie ,fue ,es y sera un placer tenerte como amiga
Un abrazo

martinealison dijo...

C'était un véritable prodige Raphaël... Son oeuvre grandiose est extraordinaire. Merci ma chère Carolina de nous le rappeler. Les drapés sont d'une splendeur. Mes yeux me tombent!
GRÂCE...
Bisous et bonne journée

Daniel dijo...

Impresionante post!

Y yo que pensaba que Rafael era una de las tortugas ninjas!

Ira Buscacio dijo...

Carolina,

Bravo! Bravo!

Pelo post, por você e por ele, Da Vince!

Bjsssssssssss

patricia dijo...

qué maravilla!
un paseo precioso por estas obras pictóricas que son pura fuerza y belleza, de un genio admirable.
gracias, Carolina, un post excelente!!
un abrazo fuerte.

Alejandro dijo...

Es increible que hayan existido estos artistas, obras asi ya no se ven, realmente un genio. Muy buen post.

Caro Pé dijo...

Qué período el Renacimiento, me copa, copa.
Me colgué viendo los cuadros que posteaste, algunos me suena haberlos visto y si es Rafael!

Sabés que de tanto entanto voy al museo de Bellas Artes, acá en Bs As.
Te mando un abrazo Caro!

Hacete un post de Rembrandt, uno de estos días.

Sashindoubutsu dijo...

Beautiful post.. A very good friend of mine named his youngest child, her only son, Rafael.

madroca dijo...

Un gran post y una gran lección sobre uno de mis más admirados pintores. Además acompañado con imágenes que son autenticas obras de arte.
Un placer leerte

40añera dijo...

Es un post exelente. Rafael es uno de esos pintores de los que como genio hemos oido hablar tantisimo dej, pero que sol te das cuenta de la dimencion de su grandeza cuando te paras delante de una de sus obras, es entonces cuando descubres que lo que has oido se ha quedado corto
Un besote guapísima y buen finde

Costea dijo...

Su muy buena documentación. La elección de buen pintor y me gusta.

Ariel dijo...

Hola Caro,
mira, te has tomado tu tiempo en volver,
y de que manera lo has hecho!
genial,
(La Visión de Ezequiel < me encantó)

excelente viernes!
besitos