martes, 23 de noviembre de 2010

Confucio, la Bondad y la Música

Confucio es el nombre latinizado del filósofo y reformador chino K'ung Fu Tzu  y quiere decir Venerado Maestro Kong. Vivió hacia 551-479 a.C. y fue originario del país de Lu, actualmente Shandong.
El emblemático filósofo creció en la pobreza pero se ocupó de adquirir una buena educación dedicándose a meditar y reflexionar sobre la herencia cultural china. Ocupó varios cargos en la administración y se dedicó al estudio de las leyes y, aunque afirmaba transmitir fielmente la tradición, hizo una reinterpretación personal de los textos dejando una poderosa doctrina moral pero no dejó obras escritas, sus enseñanzas fueron recogidas y elaboradas por sus discípulos.
El maestro creía que se debía promover la paz y el buen gobierno mediante la reafirmación de las virtudes de quien gobernara y hablaba de la importancia del "buen ejemplo"; asimismo pensaba que el atributo fundamental del ser humano reside en sus cualidades éticas que debían fomentarse a través de la educación y la disciplina, y decía: "Gobernad con la ley, mantened el orden con el castigo, y el pueblo obedecerá sin experimentar vergüenza alguna. Gobernad con la virtud, armonizadla con el ritual, y el pueblo conocerá la vergüenza y caminará por sí solo hacia el Bien. El gobierno es bueno cuando hace felices a los gobernados y atrae a los que viven lejos".

Confucio

El gran consejero tradicionalista que fue Confucio hacía mucho hincapié en la educación y en el poder unificador de los ritos, creía que "las buenas relaciones de estado comienzan a formarse en el hogar", entonces pensó que lo mejor de las personas -y sobre todo de los jóvenes y niños-  podía incentivarse a través de la música melodiosa ya que creía que es un valor que se traslada a las relaciones sociales; y afirmó que cuando en una sociedad "prevalece una música lasciva, excitante y perturbadora, sabremos que el pueblo es inmoral", por el contrario si "predominara una música armónica, suave, lúcida y serena sabremos que el pueblo es amable y cariñoso".
Es decir que para Confucio música y sociedad están íntimamente relacionadas, tanto que la preferencia por una u otra melodía puede llegar a revelar el carácter de un pueblo, volviéndose profética.
Yo estoy muy de acuerdo con su idea, la música es la mayor expresión del alma, se trata de emociones, de identificación, de si tiene que ver o no con uno. Puede elevarnos o sumergirnos.
Por su legado moral, por su gran sabiduría, porque despertó en los jóvenes el amor por la filosofía y la historia es que algunas décadas después Confucio recuperó gran notoriedad; tanta que llegó a ser venerado y casi divinizado por sus discípulos que lo evocaban interpretando dulces melodías.

9 comentarios:

Patricia dijo...

querida Carolina, pasar por tu casa siempre es un aprendizaje, este lugar es una joya!
un abrazo fuerte!!!!

40añera dijo...

Es que eres un pozo de sabiduría nena, me encanta venir a leer tus cuidadas y estupendas aportaciones
Besitos

Caro Pé dijo...

Confucio me confunde :/!JAJAJA
Ahora sé un poco más de mi amigo Caro!
Yo charlo con K'ung Fu Tzu, clarO!!!!
¿Le gustará a Confucio PJ Harvey?
Besote!

Daniel dijo...

Estimada Caro: Confucio, más allá de detalles anacrónicos, representa una idea que fue abandonada hace mucho: la idea de que los gobernantes deben propiciar el bien y la virtud de los gobernados.

En el fondo, la democracia se basa en la idea de que los gobernantes deben hacer simplemente lo que desea la mayoría, y ese es un grave error, porque la mayoría siempre quiere cumbia y reggeton!

Espero que algún día la razón vuelva a imperar y se restauren las monarquías.

Muy bueno lo tuyo, como siempre.

Un beso

martinealison dijo...

Ma chère Carolina, il est toujours bon de vous lire et de lire vos gentils commentaires laissés sur mon blog. ce matin après vous avoir lu, j'ai envie de musique douce qui bercera ma journée de peinture...
Une belle pensée à vous.
Bisous,

Carmen dijo...

¡que buen artículo, Carolina!, hay una gran sabiduría en las palabras y en el ejemplo de Confucio. Lástima que los gobernantes no sigan ese método, estoy convencida de que nos iría mucho mejor :)

Un beso!

Alejandro dijo...

Confucio la tenia clara, pero hay un problema... escuchaba cumbia y los jonas brothers!!

Ira Buscacio dijo...

Carolina, minha amiga querida,

Somente a educação salva uma sociedade do caos.
A sabedoria e um dom do silêncio, na hora certa.
Grande e belo post.

Bjs e linda semana

Juca Pirama dijo...

Se Confúcio ouvisse o maldito funk carioca ele desistiria do Rio de Janeiro de cara, mas se ouvisse o samba ou a bossa-nova falaria que aqui se tem um povo dos melhores...

Ainda vou aprender espanhol direito para comentar alguma coisa aqui na sua língua.