lunes, 15 de noviembre de 2010

Lo Esencial es Invisible a los Ojos

El Principito

"Y las rosas se mostraron muy molestas.
-Son realmente hermosas, pero vacías- añadió el principito-. Uno se siente impulsado a dejarse morir por ustedes. Cualquiera pensará que mi rosa se parece a ustedes; pero ella sola es para mí más importante que todas ustedes juntas, porque ella es la que he cuidado y regado; ella es la que cubrí con el globo de cristal; ella es la que guardé con el biombo; ella es la que libré de las orugas que le molestaban, dejando sólo aquellas que se volvieron mariposas; es ella la rosa que oí quejarse, alabarse o mantenerse callada. En fin, ella es mi rosa.
Y volvió hacia donde estaba el zorro.
-Adiós- le dijo.
-Adiós- repuso el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy sencillo. Consiste en que no se ve bien sino con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos".

Este es el famoso pasaje de la fábula infantil El Principito (Le Petit Prince), es un texto de gran valor poético y aparentemente sencillo que trata de las relaciones sobre las que se asientan la amistad y el amor. El cuento trata de un principito que es el único habitante de un pequeño planeta, del que escapa para huir de las discusiones con una rosa de la que estaba enamorado. Tras un largo peregrinar por seis planetas, llega a la Tierra donde encuentra un jardín de rosas, igual que la suya, que él creía única.
Es una alegoría y una valoración de la vida, una búsqueda de los valores del hombre y de los más puros sentimientos del alma en pleno clima de Guerra Mundial. Éste es el más conocido cuento del escritor francés Antoine de Saint- Exupéry (Lyon, 1900 - Sahara?, 1944) pero todas sus obras están basadas en sus experiencias como piloto de las fuerzas aéreas francesas y como aviador civil, y todas hablan de la "acción heroica".
En 1940 Saint - Exupéry se enroló en las fuerzas de liberación dirigidas por el General De Gaulle y desapareció durante una mision aérea quedando para siempre envuelto en la evocación romántica de la disciplina del vuelo, que exige el cumplimiento del deber aún cuando se arriesgue la propia vida.

9 comentarios:

Alexander Camelot dijo...

CONFÍA EN MÍ

Yo soy Dios. El día de hoy me encargaré de todos tus problemas.
Por favor recuerda que no necesito de tu ayuda.
Si por casualidad el demonio te puso en una situación que no puedes manejar, NO INTENTES RESOLVERLA. Ponla amablemente en la caja CPHDJ (Cosas para hacer de Jesús). Esto se arreglará en MI tiempo, no en el tuyo.
Una vez que el asunto es colocado en la caja no te aferres a él ni trates de sacarlo. Ya que aferrarte o sacarlo sólo demoraría la solución del problema. Si es una situación que tú piensas que eres capaz de manejar, por favor consúltame en una oración para asegurarte que es la solución correcta.
Debido a que no duermo ni dormito, no es necesario que pierdas tu sueño. Yo me encargaré de velarlo.

Descansa hijo.
Si necesitas contactarme estoy sólo a una oración de distancia...


QUERIDA AMIGA, SIEMPRE ES UN PLACER VISITARTE..
TE DEJO UN FUERTE ABRAZO Y MIS DESEOS DE QUE PASES UNA FELIZ SEMANA..

TU SIEMPRE AMIGO:
ALEXANDER♥

Patricia dijo...

el Principito!!!!! qué maravilla, una joyita, me dieron ganas de leerlo de nuevo!
un abrazo.

Ira Buscacio dijo...

Que tal, minha querida amiga Carolina,

Que belo post, vc nos trouxe. Essa grande lição de amor e de vida, através da imagem de um prícipezinho.
Um beijo grande e uma semana repleta de alegrias

40añera dijo...

Voy a desempolvarlo ahora mismo.
Un besote niña

Nela dijo...

Ufffffffff me pasa lo que a 40añera, ella al menos solo neseita desemplovarklo, yo no sé ni donde lo tengo y ahora me apetece leerlo.
Magnifico post
Besos
nela

Caro Pé dijo...

"no se ve bien sino con el corazón."

EL Principito parece siempre vigente no?
Beso Caro

Daniel dijo...

Si, claro, pero no hay que olvidar que el que dijo eso es un zorro!

Costea dijo...

The Little Prince es una historia maravillosa para los niños.
Rose a entender que es un regalo para ti ...

luther blues dijo...

Un libro que no debe faltar en ningun hogar ,una maravilla y un placer que lo hayas hecho recordar blondie
Un abrazo