viernes, 13 de mayo de 2011

Las Ruinas de Pompeya

Pompeya es una ciudad de Italia situada en la provincia de Nápoles, al pie del Vesubio, un volcán activo. En los alrededores se encuentra la antigua ciudad del mismo nombre que supo tener su momento de gran esplendor. Este apogeo duró hasta el 24 de agosto del año 79 cuando más de 2.000 personas fueron sorprendidas por el fuego y las inhalaciones de azufre que manaron del Vesubio, quedando sepultadas las ciudades de Pompeya y Herculano, situadas a sus pies.


A partir de ese momento Pompeya quedó olvidada durante siglos pero en 1748 fue descubierta y los arqueólogos comenzaron a excavarla de modo sistemático a partir de 1860 cuando se encontraron con uno de los yacimientos arqueológicos más importantes. Es la única ciudad conservada intacta gracias a la espesa capa de cenizas volcánicas que la cubrió, lo que permitió reconstruir la vida de una urbe romana del siglo I. Pompeya abarcaba 65 hectáreas de tierra fértil y era agraciada por el clima, por eso era la predilecta de los romanos más acaudalados. La ciudad estaba vertebrada por su foro, una plaza rectangular de 142 x 30 metros, situada en el centro del trazado urbano. A su alrededor se levantaron los edificios públicos, religiosos y civiles más significativos; en un extremo se ubicaba la administración, y en el otro, el barrio residencial. Las casas eran espaciosas, estaban ricamente ornamentadas y hasta contaban con calefacción subterránea para algunas estancias. Muchas presentaban mosaicos que eran paneles y pavimentos hechos con fragmentos ensamblados de azulejo, piedra o vidrio. El vestíbulo daba acceso a las dependencias principales; los dormitorios y la cocina se concentraban en una de las alas. Entre otras comodidades, contaban con gran jardín interior que podía tener canteros y fuentes.


Asimismo, algunas casas presentaban un mosaico en el vestíbulo de entrada con la figura de un perro y la inscripción Cave Canem -Cuidado con el Perro-.


Se sabe que los pompeyanos llevaban una rutina bastante placentera. Comenzaban el día desayunando sólo un vaso de agua pero celebraban grandes banquetes que incluían carne, pescado, queso, miel, verduras, frutas, ostras y vino -había centenares de tabernas-. Durante estos pantagruélicos festines los esclavos servían bebidas, ayudaban a los comensales a calzarse y luego a ponerse en pie.


Apasionados por el juego, en los momentos de ocio se dedicaban a jugar a los dados, a las damas y organizaban riñas de gallos.


Las paredes interiores lucían murales pintados al fresco, hechos con una mezcla de cera de abeja caliente y pigmentos de color y cada estancia albergaba distintas imágenes -dioses, naturaleza-. A los propietarios les gustaba hacerse retratar en las paredes de sus viviendas; en los dormitorios predominaban los motivos eróticos. Las excavaciones han puesto al descubierto varias villas patricias (de los Misterios, del Laberinto, de Menandro, Boscoreale, etc.) decoradas con frescos y esculturas. Se encontraron murales que constituyen la muestra más importante que se conserva de la pintura romana de los siglos I y II a. C.





También existe una gran zona de culto con diversos templos dedicados -entre otros- a Apolo, Venus y Júpiter.

Templo de Júpiter

La ingeniería civil fue una de las herramientas básicas que permitió el crecimiento de la ciudad. Las obras hidráulicas realizadas a fines del siglo I a.C. consistieron en la construcción de un gran acueducto que aseguraba el aprovisionamiento de agua, lo que les permitió alcanzar un alto nivel de vida.

Hermosas Callecitas de Pompeya

Avenidas llenas de historia, misterio y leyenda...

Durante las excavaciones fueron encontradas pintadas de hace veinte siglos. Se registraron más de mil inscripciones anónimas en las paredes de casas, termas y otros edificios con toda clase de mensajes: desde saludos a personas y dioses, mensajes de amor, citas literarias y avisos comerciales hasta injurias, alardes sexuales y reclamos de prostitución... son un reflejo clave de la sociedad pompeyana.

Grafitti

Sin embargo, la otrora pujante y ahora mítica ciudad italiana -Patrimonio Universal de la Humanidad- está rodeada de un halo de muerte. En el año 62 sufrió un grave terremoto que obligó a sus habitantes a reconstruir gran parte de la ciudad. Años después, en el 79, fue arrasada por la erupción del volcán Vesubio. El principio del fin comenzó el 20 de agosto de 79 cuando un moderado temblor onduló la zona. El 24 de agosto, en las primeras de la mañana brotó ceniza. La erupción comenzó a las 13 horas y la roca fundida alcanzó 28 kilómetros de altura. Finalmente, el 25 de agosto una nube de cenizas barrió la ciudad y asfixió a unas 2.000 personas por la inhalación de gases de azufre. Las cenizas que recubrieron sus cuerpos se mezclaron con el agua de lluvia, se adhirieron y formaron "moldes", en cuyo interior los arqueólogos del siglo XX inyectaron yeso líquido.





Quedando así formado un paisaje sobrecogedor de seres humanos plasmados en su instante final.

13 comentarios:

Luján Fraix dijo...

HOLA CAROL

QUE IMPRESIONANTE!!! LA IMAGEN FINAL.

ME DA PENA VER COMO LOS SERES HUMANOS QUEDAN ATRAPADOS DE ESA FORMA, SIN TIEMPO PARA DEFENDERSE, HUIR... NO SÉ...

HOY EN DÍA OCURRE LO MISMO CON LAS CATÁSTROFES.

QUE MARAVILLOSA CIVILIZACIÓN, SUS COSTUMBRES, LOS CUADROS...

EXCELENTE INVESTIGACIÓN COMO SIEMPRE QUERIDA AMIGA.


PD. BLOGGER BORRÓ TODO. EL MENSAJE EN LA PAGINA DE PINTURA ALCANCÉ A LEERLO.

AYER HABÍA REALIZADO UN HOMENAJE CON MOTIVO DE UN PREMIO QUE ME OTORGÓ MI QUERIDA AMIGA LA GATA COQUETA.
LO ELIMINARON... QUE IMPOTENCIA!!!

EL REGALITO ESTÁ EN LA PARTE LATERAL, AL COSTADO.
LA PLUMA DE CRISTAL.

ES PARA VOS.
PASA CUANDO QUIERAS.


CARIÑOS
BUENAS NOCHES

Patricia dijo...

impactante!

de principio a final, hiciste un recorrido excelente sin olvidar nada, muy bueno, Carolina, cada día disfruto más tus post!

un beso enorme!!!!

luther blues dijo...

Parece que su destruccion estaba condenada de antemano con los diferentes
y anteriores fenomenos naturales
Un abrazo blondie y buen fin de semana

Felicidad Batista dijo...

Carolina, excelente entrada.
Está muy bien documentada y realizas un gran trabajo en el campo de las ilustraciones.La proximidad de la ciudad al Vesubio la abocó a continuos sobresaltos naturales que acabaron con la población pero no así con la mayoría de su arquitectura, su entramado viario, sus decoraciones, etc.Como tú muy bien apuntas, el legado arqueológico nos permite conocer cómo era y cómo se organizaba Pompeya. Me ha encantado el post por el interés del tema y, sobre todo, por lo bien que lo estructuras y desarrollas, de una manera amena y didáctica, a la vez.
Un abrazo

Ira Buscacio dijo...

Carolina, minha amiga querida,
Meu sangue carcamano é mt forte e me faz uma apaixonada por toda a história dessa terra.
Bj grande e bom fds

Luján Fraix dijo...

CAROL

GRACIAS POR ACEPTAR MI OBSEQUIO; ES ALGO SIMBÓLICO, UNA MANERA DE CREAR LAZOS DE AMISTAD MAS FUERTES.

ME EMOCIONARON TUS PALABRAS, NO ESTOY ACOSTUMBRADA A RECIBIR AFECTO TAN SEGUIDO.

BESITOS
FELIZ DOMINGO.

Luján Fraix dijo...

HOLA CAROL
ESTABA ESPERANDO QUE ALGUIEN ME DIJERA ALGO SOBRE LA PLANTILLA. A MI TAMBIÉN ME PARECE MÁS ELEGANTE, SE VEN MEJOR LAS IMÁGENES DE LOS CUADROS, PERO TENÍA DUDAS.

LO QUE OCURRE TAMBIÉN ES QUE ME CANSO RÁPIDO ENTONCES BUSCO OTRA COSA.
ESTA PLANTILLA CREO QUE ES PARECIDA A LA TUYA, CON DISTINTO COLOR DE FONDO.
SON ELEGANTES NO?

TE GUSTA ANIKÓ Y LA PINTURA NAIF, YO DE CHICA ESCUCHABA HABLAR DE ELLA, INCLUSO LA VEÍA EN LA TELE.
DESPUÉS NO SUPE MÁS NADA.

AHORA SE ME OCURRIÓ BUSCARLA Y LA ENCONTRÉ.

LA PINTURA NAIF ES MI PREFERIDA.
HAY UN BLOG QUE SE LLEVÓ UN PÁRRAFO DE UN ENSAYO QUE YO ESCRIBÍ Y LO PUBLICÓ CON BELLOS CUADROS DE AUTORES ESPAÑOLES.

ESTOY MUY ORGULLOSA.

BESITOS, AMIGA, Y GRACIAS POR ESTE CONSEJITO QUE ESTABA NECESITANDO.

CARIÑOS
BUENAS NOCHES.

taio dijo...

impresionante

Daniel dijo...

Muy lindo, y muy terrible. Esta historia sirve como recordatorio: no es bueno edificar una vida junto a un volcan.

Pompeya es también el nombre de un barrio porteño, tan en ruinas como la mítica ciudad.

Besos.

CarmenBéjar dijo...

Visitar las ruinas de pompeya debe de ser una experiencia inigualable. Pensar que la ciudad entera, una de las más prósperas del Imperio, fue engullida por la lava pone los pelos de punta. Asombra contemplar el avanzado arte de la pintura que poseían los romanos, en lo que se ve perfectamente la volumetría de las figuras, el dominio de los colores y casi un cierto sfumato. Deberían haberlo podido ver los grandes pintores del Renacimiento. Bueno, tras su descubrimiento llegó el estilo Neoclásico, e incluso el estilo Pompeyano o Imprerio provienen de su puesta en valor. Digamos que se puso de moda vestir a la romana.

Besos y enhorabuena por tu premio

Abuela Ciber dijo...

Una acabadoa y agradable forma de comentar la historia de hechos tan impresionantes.

Cariños

Luján Fraix dijo...

HOLA CAROL

HERMOSO DÍA NO?.

GRACIAS POR PASAR POR MI RINCONCITO.
LAS PLANTILLAS ME TIENEN MAL, PORQUE NO ME CONVENCEN...
ESTOY HACIENDO CAMBIOS... SE VE QUE ESTOY ABURRIDA... JIJI

BESITOS.

PD. PARA MI LAS ESTACIONES SON ESTADOS DEL ALMA.
SE PUEDE ESTAR FELIZ EN UN INVIERNO CRUDO...

Leovi dijo...

Maravilloso post con unas bellas e interesantes fotos e ilustraciones y excelentemente documentado. Muchas gracias.