lunes, 19 de septiembre de 2011

La Revolución Francesa

La Libertad Guiando al Pueblo - Pintura de Eugène Delacroix

Fue la consecuencia de una serie de movimientos revolucionarios que se desarrollaron entre 1789 y 1799 y fue el símbolo de un turbulento proceso que cambió la historia de Francia y del mundo.
Alrededor de 1780 Francia entró en crisis. Las deudas contraídas en un siglo de guerras la habían llevado al borde de la bancarrota. La humillante derrota francesa por los británicos en la Guerra de los Siete Años (1756-63) con la pérdida de las colonias norteamericanas motivaron la guerra de la independencia estadounidense. Para eso se situó la reforma fiscal en el primer punto de la agenda política. Los intentos de reforma económica de Luis XVI fueron obstaculizados por los nobles, que lo obligaron a convocar los Estados Generales, un parlamento compuesto por los tres estamentos que no se había reunido en 175 años. Cuando en mayo de 1789 se reunieron en Versalles, el mayoritario Tercer Estado (burguesía y campesinado) exigió tener más peso en las votaciones. Al ser rechazada su petición se escindió y formó la Asamblea Nacional, junto con algunos nobles y clérigos simpatizantes. El 20 de junio se les impidió el acceso a palacio, por lo que se reunieron en una cancha de juego de pelota donde juraron "no separarse jamás hasta que la constitución sea aprobada".
El 11 de julio fue destituido el popular Ministro de Hacienda Jacques Necker, lo que unido a la concentración de tropas en las afueras de París desató el nerviosismo ante los rumores de represión real. Tras varios días de disturbios, la toma de la Bastilla el 14 de julio supuso un golpe mortal para las opresoras fuerzas del Ancien Régime, situando a París y al enfervorizado vulgo en el epicentro de los acontecimientos. La revuelta terminó por extenderse al campo, donde los rumores infundados provocaron el "Gran Miedo": los campesinos atacaban a sus señores, prendiendo fuego a sus castillos.
El 4 de agosto, los diputados de la Asamblea Nacional votaron a favor de abolir los privilegios feudales.
El 26 de agosto se proclamó la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, el legado más duradero de la Revolución Francesa y aunque en principio no recogió Los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, su repercusión internacional la convirtió en la base de las constituciones de muchos países y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU de 1948. El 5 de octubre, las mujeres parisinas, hartas de la miseria extrema y de la pasividad del rey, marcharon sobre Versalles y obligaron al monarca a trasladarse a París para controlarlo más de cerca. Además, entre 1789 y 1791, la Asamblea Nacional promulgó la división de Francia en 83 departamentos, desamortización de las tierras de la Iglesia y sometimiento del clero al estado mediante un juramento civil. Esta última medida dividió a la Iglesia y apartó al campesinado más conservador sembrando la simiente de la contrarrevolución. La nueva constitución evidenció la desconfianza de la Asamblea Nacional en las masas al dividir a la población en ciudadanos activos (con derecho a voto según sus ingresos) y pasivos (sin derecho a voto). En esta época surgieron clubes o sociedades políticas, como los cordeliers o los jacobinos, que trataron de ejercer presión sobre la Asamblea. Los jacobinos fueron el primer "partido" político verdadero. En junio de 1791, el rey trató de huir al extranjero, pero fue detenido en Varennes. Este hecho resultó clave, ya que el pueblo perdió toda confianza en su monarca. En abril de 1792, una nueva Asamblea declaró la guerra a Prusia y a Austria, tratando de distraer la atención de los problemas internos. Mientras saludaba la revolución, el rey conspiraba en secreto, confiado en que una derrota francesa restauraría su situación.
Una serie de derrotas desataron el pánico en París. Un manifiesto prusiano, que amenazaba al pueblo francés en caso que se le causara daño a Luis, exaltó a los radicales, que el 20 de agosto asaltaron las Tullerías y depusieron al rey. Al mismo tiempo, una comuna revolucionaria se hizo cargo de la ciudad y alentó la matanza de 1200 prisioneros "contrarrevolucionarios" que provocó la repulsa internacional.
Una tercera Asamblea (la Convención), más radical, fue elegida por votación, mientras que la victoria de Valmy el 20 de septiembre logró restaurar la confianza nacional. Al día siguiente, la Convención proclamó la República.
En enero de 1793, Luis XVI fue condenado por "el crimen de ser rey". Su ejecución en la guillotina conmocionó a toda Europa. Una vez más Francia se vio amenazada por la invasión, y la nación se militarizó. Para afrontar las nuevas campañas, financiadas por el botín capturado en los países "liberados", se confió en el fervor revolucionario de los ejércitos de ciudadanos y en el reclutamiento.
Esta leva en masa desencadenó un feroz estallido contrarrevolucioanrio en Vendée y en Bretaña donde las atrocidades de ambos bandos fueron moneda corriente. El gobierno, debiendo hacer frente a los crecientes problemas militares y económicos, decidió fundar el Tribunal Revolucionario para impartir justicia inmediata, y el Comité de Salvación Pública para centralizar el poder. Al mismo tiempo, los conflictos en el seno de la Convención se resolvieron con la asunción del poder por los jacobinos y la expulsión de los girondinos. Bajo el liderazgo de Robespierre, los jacobinos trataron de crear una nueva "República de la Virtud". "Ciudadano" pasó a ser el apelativo común, algunas ciudades cambiaron de nombre y se reformó el sistema educativo. El 5 de septiembre de 1793 se declaró la guerra a los sospechosos de simpatizar con la contrarrevolución, creando un peligroso clima de delaciones y justicia inmediata. El 16 de octubre de 1793 pocos lloraron la ejecución de María Antonieta. Profundamente impopular, fue declarada culpable de traición por el Tribunal Revolucionario. En tan sólo 10 meses fueron ejecutados 20000 "enemigos de la Revolución". La victoria militar sobre Austria en junio de 1794 relajó la presión, pero no se interrumpió el flujo diario de decapitaciones. Finalmente Robespierre y sus partidarios fueron derrocados por los aterrados diputados, causando  una violenta reacción antijacobina (el "Terror Blanco") y la vuelta a políticas más moderadas. En 1795, el Comité de Salvación Pública fue sustituido por un Directorio de cinco miembros. La tensión entre realistas y radicales se acrecentó hasta el punto de tenerse que anular dos elecciones. En 1799, un golpe de Estado elevó al poder a Napoleón Bonaparte, coronado emperador de Francia cinco años más tarde.


12 comentarios:

Felicidad Batista dijo...

Carolina, interesantísimo y documentado trabajo sobre uno de los episodios más complejos y decisivos de la historia. No es fácil narrar su génesis, evolución y posteriores consecuencias. Tú, sin embargo, lo realizas con una gran aportación de datos y hechos para comprender el significado de la Revolución Francesa, germen de tantas otras y base de Constituciones y Declaraciones sobre los Derechos Humanos. Tuvo influencia en la Independencia de Estados Unidos y tantas otras naciones, así como en movimientos sociales y políticos.
La verdad Carolina es que me ha encantado el enfoque que le has dado, volviéndolo didáctico y ameno. Cuando llegué a la última línea quería seguir leyendo la siguente fase, la de Napoleón.
Y por cierto su lema: libertad, igualdad y fratenidad sigue plenamente vigente y necesario.
Un enorme abrazo desde mi ciudad, también un poquito tu ciudad, La Laguna.

luther blues dijo...

Muy buena entrada querida blondie sobre uno de los mas importantes hitos de la historia ,me ha encantado la version Gaga de la revolucion jejeje
Un abrazo sister !

Caro Pé dijo...

Apasionante el tema de la revolución francesa Caro.
Sabés que estoy leyendo un libro sobre la vida de Mariquita Sanchez de Thompsons. Ella amaba todo lo francés, y las "nuevas ideas" que inspiraron la revolución francesa.
Beso

martinealison dijo...

Ah la révolution française... bravo! pour cette belle page d'histoire ma chère Carolina...
Gros bisous à toi et merci pour tes gentils commentaires.

Phausca dijo...

Carolina, es admirable tu capacidad de narrar pasajes tan comlejos de la historia con esta claridad y poder de síntesis en el que no se pierde en ningún momento detalles claves ni permite la dispersión de quien te lee.

la revolución francesa, absolutamente necesaria, germen de tantas otras, como bien lo dice Felicidad.

original video!

un abrazo fuerte, querida Carol!!!!

CarmenBéjar dijo...

Un gran resumen de un periodo convulso y trascendental para la Historia de la Humanidad. A pesar de los pesares es una etapa atrayente. Lo digo porque cuando estaba en el instituto me la hacían memorizar de corrido y siempre era uno de los temas más temidos del curso.
Besos

Juca Pirama dijo...

O único legado realmente revolucionário da "revolução" francesa é a civilização ocidental romper com a visão ahistórica e acultural que vinha desde a antiguidade. Basicamente o homem passou a se ver como um agente de mudança sobre a própria vida, não mais tendo o conformismo de ter nascido para ser rei ou servo. O triste é ver essa visão conformista voltando a plenos pulmões o mundo todo com o crescimento dessa praga chamada radicalismo religioso.

Abrazos, hermana. ;)

Abuela Ciber dijo...

Bellas palabras Libertad, Igualdad, Fraternidad, días vendran en que los pueblos las sepan conjugar no???

Cariños

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA
INTERESANTE TU ENTRADA, COMO SIEMPRE DIDACTICA Y APASIONANTE PORQUE LO CUENTAS BREVEMENTE DE UNA MANERA AMENA Y FACIL.

yO HE LEÍDO ALGO SOBRE LA REVOLUCIÓN PERO MAS SOBRE MARIA ANTONIETA, ME FASCINA LA HISTORIA DE ESTA MUJER FRÍVOLA QUE FINALMENTE FUE EJECUTADA. EN LA NOVELA ME CONMOVIÓ MUCHO EL MOMENTO QUE TUVO QUE DESPEDIRSE DE SUS HIJOS.

ES REALMENTE TRISTE...

BUENO CAROL QUE PUEDO DECIRLE A UNA MAESTRA, QUE TE ADMIRO.

BESITOS
PD GRACIAS POR TODOS TUS MENSAJITOS, HE CONTESTADO EN CADA UNO PORQUE SE PRESTABA A RESPONDER ALLI MISMO.
gRACIAS POR DEJAR UNAS PALABRAS EN EL RECORDATORIO DE MI MAMÁ.

NO SÉ SI A ELLA LE HUBIERA GUSTADO QUE ESCRIBA SU HISTORIA, PERO UNA VEZ LA LEYÓ Y SE LE CAÍAN LAS LÁGRIMAS.

CARIÑOS

Daniel dijo...

Era imprescindible que La Libertad estuviera en tetas?

Si estaba vestida no la seguían?

En fin, este blog está cada vez más porno!

Daniel dijo...

Tiene otros poderes, pero no quiero ser guarango...

Ariel dijo...

aqui el que no corre... vuela! =)
quisiera saber si el que pintaba en esa epoca tenia algo en contra de los hombres!
mentí... pero pintá aunque sea uno con cara de macho =(

perdón por mi locura! =)
excelente jueves
un cálido abrazo