lunes, 29 de marzo de 2010

Querido Café Tortoni

Historia, Cultura, Nobleza, Prestigio y Leyenda de Buenos Aires

El famoso café fue fundado en 1858 por un francés de apellido Touan, quien le puso ese nombre en recuerdo del celébre Café Tortoni parisino.
El primer Tortoni abrió sus puertas en un local de Esmeralda y Rivadavia. Por los años '80 se trasladó a la acera opuesta, a Rivadavia 826 exactamente. Se trata de uno de los cafés más prestigiosos y renombrados del siglo pasado.
En 1884, comenzaba la historia de la Avenida de Mayo con los profesionales que entre 1880 y 1930 hicieron monumental a Buenos Aires. Por esta razón, el Tortoni debió construir su fachada sobre la nueva arteria porteña.


La Avenida de Mayo comenzaba a ser un atrayente muestrario de la arquitectura del cambio de siglo. En 1893, un año antes de la inauguración oficial de la avenida, el Tortoni ya mostraba su nueva fachada.
Sus dos accesos, en el 825 y 829, invitaban a saborear su clásica "leche merengada" o su exquisito "chocolate con churros". El nuevo propietario -también francés- el señor Pedro Celestino Curutchet dio renovado dinamismo al Tortoni. El edificio, de tres pisos altos, tiene maravillosos balcones franceses. En el primero, funciona la Academia Nacional del Tango.
El espacio interior queda conformado por el gran salón que nace sobre la avenida y tres salas más pequeñas, la biblioteca - sala de lectores y el sector de billares. Las mesas de roble y mármol verde y los cómodos sillones, más un centenar de pinturas y dibujos de prestigiosos artistas, acompañan los elegantes arabescos de los vitreaux que resaltan la calidez del ambiente.
En el subsuelo funciona la "Bodega", sitio dedicado a conciertos, espectáculos musicales, conferencias y presentaciones de libros.


Punto de reunión de poetas, escritores, artistas y pintores, es reconocido como el Café más paradigmático de Buenos Aires. Los atentos camareros, sus mesitas encantadoras y hasta la máquina registradora logran hacernos transportar en un maravilloso viaje en el tiempo. Con más de 150 años, el Café más antiguo de la Argentina continúa siendo un sitio referencial de Buenos Aires y el más cercano a nuestro afecto.

12 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Un viejo cafe como los que tanto me gustan, con ecos de un pasado bohemio, de tertulias y belle epoque.
Que placer poder sentarse en ese lugar a tomar un cafetito!

Felices pascuas, madame

Bisous

Daniel dijo...

Me trae lindos recuerdos...

patricia dijo...

todo un clásico, quien no conoce el café Tortoni, no conoce Buenos Aires!
besos.

Janice dijo...

What a beautiful & romantic building...
I can see why it would be a place where writers, artists, painters and poets would like to be...

luther blues dijo...

Siempre recuerdo la primera ves que entre al cafe ,fue en una oportunidad en que acompañe a un amigo a presenciar un programa del negro Dolina que lo hacia desde alli y me impacto .
Como no soy un fanatico del "negro" no fui mas ,pero la experiencia a sido maravillosa y espero repetirla .
Y pensar que trabajo a 20 cuadras de alli ,como a veces no aprovechamos estas pequeñas pero satisfactorias cosas .
Me has hecho reflexionar muchacha ,todo un logro para mi ,creo estar en el lugar adecuado ,gracias por dejarme participar ,un abrazo y feliz pascua .

luther blues dijo...

Seria una grata vuelta al tortoni con tu presencia mi estimada ,mientras no este Dolina todo bien jejeje .
Un abrazo y cuidate .

martinealison dijo...

I like the photo with the little boy!!! It's pity i can read in french or in english... You should put a translate gadget. Best regards.

Ramiro dijo...

Qué lindo lugar. Fui un par de veces a tomar un cafecito y otras a verlo a Dolina en su programa de radio.

Muy recomendable, un típico sitio porteño.

Saludos!

Alejandro dijo...

Uno de esos lugares para leerte un libro con un buen tazon de cafe.

damian dijo...

HOLA AMIGOS LES DEJO MI BLOG DE JUEGOS ONLINE ;)
http://juegosjoglar.blogspot.com/
MUCHAS GRACIAS ESTAN INVITADOS

ruma2008 dijo...

Se trata de una arquitectura destacada.
Se trata de un aspecto elegante.

Desde el Lejano Oriente.
Un cordial saludo.
ruma

Felicidad Batista dijo...

Gracias Carolina, por indicarme esta entrada. He recordado unos días fascinantes bajo una ola de aire polar que envolvía las calles de Buenos Aires a comienzos de agosto de 2010 y como me refugié en el Café. Tuve la suerte de que era muy de mañana y apenas habían turistas, más bien bonaerenses. De allí, partimos hacia Palermo, a pie, de cafetería en cafetería.
Carolina, ya sé donde tengo que retornar cuando la nostalgia me ataque, que suele ser con frecuencia.
Un fuerte abrazo desde Tenerife, hoy 30 de mayo Día de Canarias.