jueves, 3 de junio de 2010

Preámbulo de la Constitución Argentina

Nuestra venerada Constitución Nacional fue sancionada en 1853 abriendo una etapa llena de buenas perspectivas pretendiendo poner paz, tolerancia y progreso; la Carta Magna es referencia de la vida argentina y es una de las más grandes obras de libertad, fraternidad y derechos humanos. 
Esta hermosura literaria, es guía de desarrollo, ejemplo de gestión económica y política y tiene poder restaurador. El Preámbulo sintetiza las bases fundamentales y los valores sobre los que está constituído el espíritu de nuestro país y es una especie de oración laica de gran valor emblemático.

"Nos, los representantes del pueblo de la Nación Argentina, reunidos en Gongreso General Constituyente por voluntad y elección de las provincias que la componen, en cumplimiento de pactos preexistentes, con el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino; invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia: ordenamos, decretamos y establecemos esta Constitución para la Nación Argentina."

SinDisplay.com

5 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Que bonito preambulo, madame.
Ojala nunca muera el espiritu de su letra.

Buenas noches

Bisous

luther blues dijo...

Nuestra bendita Constitucion tantas veces violada por personas que les importo un hue.. este preambulo .
Ahora ... ya la podriamos mutar un poquito no ? Ya cambiaron muchas cosas desde 1853 y quedo a mi humilde entender bastante rezagada .
Un abrazo blondie y el cariño de siempre

anamorgana dijo...

Un saludo Carolina.
Besos

patricia dijo...

me quedé embelezada mirando flamear esa preciosa banderita que pusiste y me olvidé de lo que te iba a decir sobre el espíritu del preámbulo, jeje...
unión, justicia, bienestar general, paz, libertad, que nunca se pierdan!!!
besos, Carolina!

Carmen dijo...

Hola, querida Carolina, llevo unos días alejada de la PC, y de los espacios de mis amigos, nada grave, más bien al contrario porque estoy disfrutando de unas minivacaciones y no queda tiempo para nada más, hay que aprovechar el buen tiempo. Pero he venido a saludarte y a leer tus últimas entradas que, como siempre, son interesantísimas.

Hermoso el texto de la Carta Magna, sin lugar a dudas inspirado en su origen, en lo más elevado del sentimiento humano. Luego son otros quienes interpretan a su conveniencia.

¡Besos, guapísima!